No estaba a la medida de tu corazón



No estaba a la medida de tu corazón
No me daba miedo hablarte, pero había pasado poco tiempo de haber decidido el juego y solo podía recordar tu nombre. Intentaba dejar que me dieras más felicidad al estar despierto, porque eras solo recuerdos, fotos, y ya comenzaba a no sentirme bien. Me daba cada vez más miedo ver el tiempo correr sin límites, para que cambiemos rápidamente y desaparezcamos para ya no sentir lo mismo al acabarse las últimas horas del día, ya no eras el mismo que pintaba el cielo de azul.

No compartía contigo la idea de darnos una noche eclipsada cuando quería toda tu luz, no quería sentirme libre de ti, pero en un día cambiaste de parecer, no parecías mentir, no pretendías  ser condescendiente conmigo…

Tenía la boca llena de palabras que me harán llorar, con mi corazón roto a un lado.  

No te veía llorar, cuando yo quería descubrir en qué me equivoqué, por un momento pensé que ya querías verme desaparecer. Todo me hacía más vulnerable al no verte recoger nuestros mejores momentos, creí que me levantarías y me solucionarías todo…

                                 ¿En qué parte de la tristeza me encuentro yo?

 No quería un futuro sin ti, no quería regresar a ese entonces, donde el alma se encuentra de luto… No quería regresar a aquellos momentos en donde nada estaba en mi camino, sin nadie que me importase al despertar.

Solo puedo ser feliz contigo con los pocos recuerdos que me quedan de nosotros, pretendí haber salido de ti porque nadie supo lo que en realidad me costó encontrarte, querer a alguien como tú. En mis días siempre te extraño más, nunca menos.

Como si fuese un cuento, recordé que mientras nos mirábamos tiernamente, pensamos en que si algún día nos separaríamos, cuando todos los días la pasábamos muy bien. Te dije que no quería pensar en eso, pero si pasara, serías el dueño de mis completos días tristes, que no dejaría de escribir sobre ti.

Muchas las vidas fueron las que viví contigo por esas calles. De muchos sueños fuiste dueño. De alguna forma me harás pensar que puedo lograrte enamorarte de nuevo.

Creo que aun piensas que sigo dependiente de ti cada vez que me ves triste por ahí, aun después de haberme ensamblado nuevamente el corazón, pero ¿qué sé yo? ¿qué hay si el amor nunca dura? Qué más hay que pensar si siempre quieres que yo me rinda, qué más importa si tú reparaste mi corazón con todo tu esfuerzo un 27, si yo nunca estuve a la medida de tu corazón…

 Cada día y cada noche este corazón late porque lo supiste cuidar,

 Yo ya estaba en el camino correcto por creérmelo,
 Ya era el momento de haberlo dado todo por aquella persona de quien confiaría por toda una vida. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Idiota por ti

Tu hubieras sido mi héroe el héroe a quien lo deje ir

Real