En aquel momento


En Aquel momento

Lo magnifico que era para mí pensar en estar pegado a tus labios toda la noche, era en cada día un momento de felicidad entre los dos sin tener que decir mucho. En aquel momento, sentirte a mi lado era lo mejor para mí. Sentí que ya había terminado todos esos momentos de soledad que viví, desde que te di el primer beso.

Mis ilusiones explotaban dentro de mi cabeza desde aquella misma noche. Me había sentido tan bien contigo, encajaba para ti. En aquel momento era imposible de imaginar que en algún día me pondría a llorar por ti.

Y si he escrito esto es porque ya he vuelto a tener un espacio vacío en mi cama, en donde él solía estar, y que ahora es para todas las noches que me esperan en solitario.
El amor que se ocultaba en mi corazón se terminó extinguiendo por tantas peleas sin sentido que andábamos recolectando, por la falta de confianza que me tenías y de todo orgullo que me tenía ahogado. No hubo mejor momento para los dos que antes de conocernos.

Solo por un momento quisiera que imagines, en donde quieras que estés, el futuro que pudimos haber tenido si nunca hubiéramos roto el silencio que nos incomodaba, el silencio que nos llevaría a terminar.  Quisiera hacer el amor como cuando nos conocimos, quisiera repetirlo hasta lograr una pura despedida.

En un momento sabía en cómo era el besarte y en otro momento ya había terminado todo.

Siento como si hubieras querido matar aquella oportunidad que te di aquella noche, la cual fue la última noche que nos pelearíamos, sí, esa en donde quise volver a intentar para hacerlo todo bien otra vez.

Voy a extrañar por toda mi vida el desastre que éramos por las mañanas, voy a extrañar la forma cómo me agarrabas por las noches.
Voy a intentar confundir mi parte de la historia que tuve contigo con otro, para que se convierta en un recuerdo estúpido en mi futuro. Voy a imaginarme que de alguna manera te conocí y que me arrepentí de haberte besado; porque ya no pertenecerás a un recuerdo en donde me había muerto por cada beso tuyo, donde me debilitabas por cada vez que confesabas cariño por mí.

Esto es lo que yo siento e imagino, porque es lo que ya sucedió.

Hoy en día tengo una cama con un espacio vacío para toda mi vida, hoy tengo espacio para todos esos sentimientos que oculté cuando me pusiste a un lado y te fuiste.

Deberías ya desaparecer de mi mente, pero arruinas mis días en la tierra cuando te veo con más frecuencia, cuando más trato de desaparecerte.  Es tiempo de dejar de pensar que podríamos regresar a nuestro comienzo; pero de la misma manera pienso que nunca debería de dejarte, pero no tienes idea del gran dolor que sentí al saber que enamoraste a otra persona, tanto como aquel día en donde nosotros dos nos conocimos.



Comentarios

Entradas populares