Que nadie me reemplace

Que nadie me reemplace

Me dijiste un secreto
Y comprendo que has estado en mejores brazos, recibiendo besos que te culpaban de todo, Que me inclinan a pensar que sigues arrastrando el deseo que otros dejaron, creándome guerras de confianza, recurriendo siempre a preguntarme si lo único que necesito está entre tus ojos.

No quiero recordar lo mejor que tengo de ti, aunque estés aquí conmigo, una sola palabra puede hacerte un poco más alegre o lograr desprenderte una pequeña lágrima.
No he estado perfecto después de tiempo, que si te quedas te pido que no me crees una agonía más, que quiero intentar recordarte cada día, no importe dónde.

Quiero que me sucedas, sin herirte, con afanes y engaños. Porque eres coincidentemente mi primer opuesto, mi ocio y mi muerte.

Controlo por momentos ciertos silencios tuyos, que me llevan hacia lo que me gusta de ti, que oscuramente me convierto en un hábito que no debes perdonar nunca. Escríbeme en tu memoria, para comenzar a trabajar por ti y hacerte escuchar tu alma, que mi tiempo tiene leyes secretas, instantes alegres y una ruina que viene por temporadas.

Tengo las fuerzas para adelantar las ganas de que me quieras, de hacer que siempre vuelvas cuando me extrañes y gastes tu amor humano conmigo.
¿En cuál pasión te encuentras cuando estás conmigo?

Ni cuando fui placer de perder, he abusado de tus pequeñas debilidades, ni de tus ojos medios muertos. Yo no lo sé, pero el amor puede hacernos, puede que la verdad sea mentira, puede hacer que nunca olvide nuestro primer beso o lo que nunca hemos sido.

Y si he dormido bien, te diré frente a frente, que recién me conoces cuando mi amor se está reformando en su mejor momento. No te negaré que me has visto ser indistinto a celebrar la suerte de conocerte, por un temor inconsciente a arriesgarlo todo y no ganar nada. Que mi piel aún es inocente a tu fuerza, de la forma que seas y de tu desbastadora dulzura.

Quiero probar esa arquitectura que te distingue, quiero tenerte toda una mañana para que nunca nadie me reemplace. Quisiera pedirte ser más, ser más de lo que verdaderamente has visto, ser tus intenciones de serlo todo.

Puede que no acierte en involucrarte en la misma historia, puede que juegues conmigo entre rincones.





Comentarios

Entradas populares