Nuevo Amor

Nuevo Amor

Necesitaré de un milagro para aprender de nuevo a perdonar aquellas verdades que ignoré. 

Aunque ya haya hecho de todo en esta vida, mil amores en pocos años, miedos en el mismo corazón y de arrepentirme antes de amar. Que involuntariamente he estado creyendo que regresaría con primer amor, esperando que la misma piedra de mi camino empezara a ya no hacerme daño.

Antes caminaba sin nombre, sin triunfo ni derrota, rasguñando antiguos silencios que me motivan un poco a lagrimear. 

Porque nadie me ha perdido como yo los he perdido a ellos, nadie me ha esperado como yo a ellos.
Por eso tengo que desprender mi lástima sobre una página en blanco, escribiendo sobre cómo se comporta el amor sin ti, haciendo que todo lo nuestro se vaya alejando, esperando a perderte algún día de mi mente. 

Nunca he estado tan imprescindible, tan vulnerable, aunque todos piensen que así soy feliz. Pocas personas, verdaderamente, conocen mi experimentada melancolía, ayudándome a no seguir pidiendo de tu ayuda y a vivir entre esas ganas de querer morir sin volverte a ver.

Necesito de un nuevo amor que me ame después de todo y pese a todo, que desvanezca todas mis dudas con motivos o sin motivos. Necesito un nuevo amor que comprenda la imprecisión de mis días y que no necesite de explicaciones para tomar la posesión de mi vida y de enamorarse de mí. 

Necesito de un nuevo amor que me haga olvidarte y olvidarme que te extraño tanto.
Necesito que siempre busque los fragmentos de lo mejor de mí, que me explique mis miedos con unos besos bien calmados y que no se olvide de nunca abusar de mi buena fe. 

Necesito resumir todo de ti, todo mal momento que remotamente desgarra mi impuro corazón, dejarte tan pronto como el romance de nuestros pasados besos.
Porque no tengo nada de qué agradecerte, porque no hay nada más de ti que quiera. 

Innecesariamente seguimos corriendo, sin un solo pronóstico, para salir detrás de nuestras promesas, porque asumimos la distancia y de lo mejor que encontraremos por ahí. Sin tercamente aceptar que solo encontraremos amores desiguales, para no escucharnos llorar ni extrañarnos tanto.

Creo que mientras sucedían nuestros mejores días, habíamos sido demasiados claros en explicar que ahí estaremos cuando uno de los dos necesite ser recordado o de ser amado. 

Así que ya deja de esperar, porque ya hemos divulgado palabras que cubren la muerte de nuestros corazones, ya que sabemos que siguen existiendo cientos de formas y soluciones para seguir amándonos juntos.

Estamos tomándonos un tiempo para seguir dejando las cosas de lado, estamos a escondidas fingiendo no ser románticos ni tan dramáticos.

Y no puedo ocultar que hoy calentaste mi corazón, porque salí un momento del refugio de nuestra amistad, porque quería cortar el miedo y olvidar las pequeñas culpas. Porque es por algo por el cual yo he estado todos estos meses suportando un exceso de sufrimiento, como si tuviera mi alma en plena pérdida, esperando signos de arrepentimiento por dejarme. Pero por lo que vi, sigues abandonando mi tiempo, lo mío y nuestras razones. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares