Idiota por ti

Idiota por ti

La duda de salir de aquí, de todas tus respuestas y de aquellos momentos hermosos que nos tocó vivir.
Tengo la duda de tener que volver a besar un nuevo rostro mientras yo sigo enamorado del tuyo y de tomar otra batalla que me haga ganar el amor de alguien más, del cual yo no deseo. Todo esto y mucho más lo había hecho antes por ti, pero tú mismo lo dijiste, ya no hay marcha atrás, que me quiera a mí mismo, que ya no siga haciendo estupideces por ti.

Es gracioso saber que nuestros cuerpos se encuentren cada vez más distantes y que cada noche que habíamos pasado no nos queríamos separar nunca.
 Cómo cambian las cosas ¿Verdad?

Recuerdo que un día inesperado, yo estaba tan emocionado por decirte los buenos días amor, y tú de lo más frío, sin alma y sin ninguna sonrisa en el rostro, me dijiste que no estabas listo para amarme, que sentías mucha pena por hacer que me ilusione contigo. Me quedé estúpido, sin respuestas y sin energías de poder rogarte a que te quedes. No sabía el porqué de tu decisión, de un momento a otro mi felicidad desapareció, te desvaneciste de mi lado como si nada, dejando un sentimiento que me quemaba el corazón y congelaba el alma.
Me despedí de ti con lágrimas en los ojos, sabiendo que no era lo suficiente para ti, sabiendo que no voltearías a escuchar.  

Es cierto, ahora todo esto suena muy frío y demasiado cruel. Pero sabes que a ti no te dolió porque tú lo hiciste conmigo, me hiciste vivir toda esa desgracia encima de mis hombros y no te importó nada, creo que es más que obvio que ya debiste de haberlo olvidado.  

 Recuerdo que yo caminaba por las calles sufriendo por ti, tratando de huir de nuestros mejores momentos, pero con cada paso que daba me desmoronaba, me sentía cada vez más débil, más inútil, más pequeño ante ti. Te quería negar, pero cada noche salía para ir a buscarte, dejaba parte de mi amor en las calles que solíamos andar, quería que cuando volvieras a pasar recuerdes lo triste que solía ser, que recuerdes lo mucho que siempre te querré, pero sin más esperanzas y sin motivos, daba un paso atrás y me iba.

Y por muy debajo de todo esto, yo aun así seguía intentando conseguir otro amor que me hiciera olvidar el cómo era besarte, que me hiciera ver que tu amor es indiferente; pero cada vez que volvía a escribir una nueva historia de amor, esta solo me recordaba a ti y que yo seguía amándote. Todos ellos me hacían acordarme a ti.

Las ganas de tener que dar un paso atrás y de volver a sentir el dolor que es el luchar por alguien más me hacían cada vez más débil. Pero por cada noche que yo quería regresar por ti, por la misma calle donde ambos nos enamoramos, sentía que mi corazón se confundía al latir, que no paraba de llorar y que no dejaba de recordar tu hermoso cuerpo; así que volvía a mi triste realidad, en la cual yo ya no tenía más esperanzas ni razones para volver contigo y con el dolor de mi alma daba un paso atrás y me iba.


Comentarios

  1. "Recuerdo que yo caminaba por las calles sufriendo por ti,.."

    ResponderEliminar
  2. "Recuerdo que yo caminaba por las calles sufriendo por ti, tratando de huir de nuestros mejores momentos, pero con cada paso que daba me desmoronaba, me sentía cada vez más débil, más inútil, más pequeño ante ti. Te quería negar, pero cada noche salía para ir a buscarte, dejaba parte de mi amor en las calles que solíamos andar, quería que cuando volvieras a pasar recuerdes lo triste que solía ser, que recuerdes lo mucho que siempre te querré, pero sin más esperanzas y sin motivos, daba un paso atrás y me iba".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares